RSEEAP RECLAMA PARA BADAJOZ EL CIEREE

EL CENTRO IBÉRICO DE INVESTIGACIÓN EN BADAJOZ ES IRRENUNCIABLE


LA REAL SOCIEDAD ECONÓMICA EXTREMEÑA DE AMIGOS DEL PAIS (RSEEAP) RECLAMA PARA BADAJOZ EL CIEREE (CENTRO IBÉRICO DE ENERGÍAS RENOVABLES Y EFICENCIA ENERGETICA), QUE SE DECIDIÓ EN LA CUMBRE IBÉRICA DE BRAGA DE 2008 (PORTUGAL).


En noviembre de 2005, los Gobiernos de Portugal y España en la Cumbre Ibérica que se celebró en Évora (Portugal), deciden construir un centro de investigación en nanotecnología en Braga, y en la cumbre celebrada en enero de 2008 acordaron igualmente la creación de otro centro de investigación en energías renovables y eficiencia energética en Badajoz (CIEREE), equiparable y en correspondencia al anterior de Braga.

En rueda de prensa ofrecida por el Primer Ministro portugués José Sócrates, y el Presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero se anunció que el centro de Badajoz sería un centro de investigación internacional con participación de entidades públicas y privadas de España y Portugal, centrándose en las energías renovables. Posteriormente el centro volvió a ser presentado por Rodríguez Zapatero y Fernández Vara.

Al año siguiente, en la Cumbre Hispano-Lusa celebrada en Zamora en enero de 2009, se acordó la puesta en marcha en Badajoz del Centro Ibérico de Energías Renovables y Eficiencia Energética (CIEREE), creándose un Grupo de trabajo hispano-portugués con la participación de la Junta de Extremadura, para que definieran antes del 30 de abril las necesidades del centro y los ámbitos de trabajo con especial atención a la biomasa y a la eficiencia energética y al desarrollo del coche eléctrico.

Durante el transcurso del encuentro, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, anunció el nombramiento como director del CIEREE al presidente de la Agrupación de Asociaciones de Energías Renovables de Portugal, Antonio Sá da Costa.

El CIEREE debía buscar de manera explícita la colaboración con el sector industrial, especialmente en el sector agroalimentario, y estaría enfocado al desarrollo de proyectos de demostración de eficiencia energética y de tecnologías renovables a identificar, con vocación de aprovechar las concordancias con otras iniciativas similares ya existentes.

El centro de nanotecnología de Braga fue inaugurado en julio del 2009, cofinanciado por los dos países. Hoy es un referente europeo y se conoce que en él trabajan en torno a 200 investigadores.

En noviembre del 2009, el propio Sà da Costa daba las primeras pistas sobre lo que debía ser el futuro Centro, cuando ya la crisis comenzaba a hacer estragos en el sector de las renovables. “Estamos preparando los estatutos de la Fundación que creará el CIEREE y haciendo un estudio para definir la estrategia y la organización del centro. Después, prepararemos un plan de acción y un presupuesto. Tenemos que hacer esto de forma que esté listo para 2010 y quizá para que sea firmado el protocolo de creación del CIEREE en la próxima Cumbre Ibérica”.

La Cumbre llegó pero el futuro del CIEREE volvió a quedar en el aire. Estaba previsto que su sede se construyera en los terrenos fronterizos de la Plataforma Logística del Suroeste otro gran proyecto largamente aplazado en el tiempo. Efectivamente, vuelve a pasar el tiempo y el Alcalde de Badajoz Fragoso, en el 2015, vuelve a reclamar a los gobiernos de España y Portugal el CIEREE, lo que de nuevo no es escuchado.

A lo largo del tiempo y periódicamente, los medios de comunicación recuerdan y se hacen eco de las preguntas que muchos pacenses se han hecho y se hacen de, por qué no se ha creado ya ese centro después de tantas promesas incumplidas.

El senador Fragoso, una vez dejada la alcaldía, dirigió una pregunta al Gobierno en la Cámara Alta sobre el cumplimiento de la promesa del CIEREE en Badajoz, o si por el contrario había decidido abandonar el proyecto. La respuesta del Gobierno, y está escrito y publicado en octubre el 2021 literalmente, fue que la iniciativa anunciada para Badajoz no debía confundirse ni vincularse con el proyecto del Centro Nacional de Investigación en Almacenamiento Energético (CNIAE) previsto en Cáceres, “puesto que se trata de algo nuevo desde el punto de vista científico-técnico y no enmarcado en ninguna negociación”. En la misma respuesta que se dio, señalaba el Ministerio que no descartaba en ningún momento, continuar explorando la posibilidad de crear un centro en Badajoz en el marco de las relaciones hispano-lusas, siguiendo el modelo de Braga.

De hecho, en los acuerdos de la última Cumbre Ibérica de Trujillo en octubre de 2021, aparece entre sus acuerdos literalmente “También se comprometen (España y Portugal) a mantener su apoyo al Laboratorio Internacional de Nanotecnología (INL) de Braga y avanzar en la creación en Extremadura de un nuevo centro con un esquema de cofinanciación y gestión análogo”.

Recientemente, en febrero de 2022, ante una nueva misiva del alcalde de Badajoz, Ignacio Gragera, la ministra de Ciencia e Innovación responde que el antiguo proyecto del CIEREE no tuvo continuidad y que no tiene nada que ver con el Centro de Cáceres, ni en objetivos científicos, ni en inversiones y que se le ha cambiado de nombre de “nacional a ibérico” por “vicisitudes del gran interés de nuestro país vecino”. Causa total perplejidad que en anterior respuesta al alcalde de octubre de 2021 el Ministerio diga que no descartaba en ningún momento seguir explorando la posibilidad de creación de un centro en Badajoz, y cuatro meses después dice que “el CIEREE no tuvo continuidad”. Pero, es más, la ministra finaliza que desde “el Ministerio, estamos abiertos a apoyar proyectos sólidos desde el punto de vista científico, estratégico y financiero que pudiera ubicarse en Extremadura”, como si el CIEREE no fuese un centro científico aprobado en una Cumbre Ibérica, estudiado por comisiones Junta-Ministerio (existen actas de las reuniones) y con un director nombrado.

Ante todo lo anterior, la Junta Directiva de la Real Sociedad Económica de Amigos del País (RSEEAP) haciéndose eco de las peticiones y reivindicaciones de los pacenses, manifestados en diversos escritos de diferentes personas y colectivos y las solicitudes de distintos alcaldes de Badajoz, apoya la petición de la creación de un centro Ibérico de investigación/demostración de todas las nuevas tecnologías energéticas referentes, con un esquema de cofinanciación y gestión análogo al de Braga, cumpliendo el acuerdo de distintas cumbres ibéricas.

Por todo ello la RSEEAP, cumpliendo nuestra misión de estar atentos y comprometidos con los principales problemas de nuestro entorno social y económico, queremos hacer pública nuestra posición al respecto.

No se trata de crear ninguna disfunción o evitar el desarrollo del CNIAE de Cáceres, ya que celebramos y apoyamos la creación del centro, que marcha por buen camino, y esperamos que sea muy importante dentro del futuro de Extremadura y España, si no reclamar que se hagan realidad unos acuerdos y promesas largamente esperados y que son compatibles y complementarios al CNIAE.

La región dispone de una universidad situada entre las mejores de España, estando ente las 500 mejores en el Academic Ranking of Word Universities (ARWU), más conocido por el Ranking de Shanghai, de entre 4.000 universidades de 93 países del mundo. Hay especialidades muy bien clasificadas como la Teledetección (23 del mundo), Ingeniería Eléctrica y Electrónica (150 del mundo) o Tecnología de los alimentos (entre 150 a 200 del mundo) por citar algunas. Además, Extremadura es la primera región de España en producción de energía con tecnología fotovoltaica, la segunda con tecnología termoeléctrica, la segunda con tecnología nuclear, o la tercera en potencia instalada hidroeléctrica, por lo que no debería ser una anomalía, sino más bien una necesidad, que la región tenga dos centros de referencia, cada uno en su campo y especialidad, que pueden ser complementarios.

Estamos viendo como los investigadores que proceden de las aulas de nuestra universidad tiene que emigrar como antaño, sin posibilidad de quedarse en la región, de lo que se hacen eco los medios, contribuyendo a que nuestra región forme parte de esa España despoblada y descapitalizada de talento, carente de salidas especializadas para unos jóvenes, los mejores formados de nuestra universidad y necesitada, así mismo, de atraer talento exterior.

Además, comprobamos como en otras comunidades, coexisten varios centros de referencia, que elevan el desarrollo de la región, atraen empresas, mejoran el nivel de industrialización, o forman a mano de obra cualificada, elevando incluso el nivel tecnológico español, lo que no sucede en nuestra región carente de personal técnico y profesional de alta especialización, que impide en algún caso que se instalen las empresas, cuando existen tecnologías de gran desarrollo como son las renovables, el hidrógeno o las industrias agroalimentarias.

Ante todo lo anterior, la Junta Directiva de la RSEEAP considera que centros de estas características, son una garantía y referente para conseguir un desarrollo importante de Extremadura y un impulso para determinadas tecnologías que son punteras en la región, cuando además existen fondos europeos de recuperación para reactivarlo.

Por todo ello, ponemos de manifiesto que exigimos la creación del centro internacional con posibles especialización en ensayos, demostración y exhibición y difusión de tecnologías, sistemas y aplicaciones de energías renovables y del hidrógeno verde entre otros, para impulsar el desarrollo del hidrógeno más allá del punto de inflexión, lo que requiere una masa crítica de inversión, un marco regulador favorable, nuevos mercados pioneros, investigación y una innovación continua en tecnologías de vanguardia para aportar nuevas soluciones de mercado.

Será necesario atraer a tecnólogos relacionados con estas tecnologías y el hidrógeno, directa o indirectamente, del ámbito internacional, tanto en la fase creativa (conceptual, prototipos, ensayos de resistencia, fiabilidad y eficiencia, etc.) y, especialmente, en su fase precomercial, de prueba y de verificación y certificación de cumplimiento de especificaciones de equipos y sistemas que aporten facilidades técnicas y logísticas para las empresas. Esta propuesta de atracción de tecnología exterior deberá revolucionar la propia visión del debate al crear un centro acelerador de tecnologías del hidrógeno y otras tecnologías, induciendo una activación de industria principal y auxiliar; modelo avalado por las experiencias existentes.

Pedimos la colaboración entre las fuerzas políticas, la Universidad y empresas que operan en la región y utilizan nuestros recursos, para que ese centro sea próximamente una realidad, ya que no necesitamos concurrir a ningún procedimiento nuevo para que se nos conceda alguna sede, puesto que en Badajoz hay ya aprobada una inversión pública científica y así lo establecen los acuerdos bilaterales


Junta Directiva de la RSEEAP




Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square